jueves, 13 de enero de 2011

PARPADOS AZULES

La primera reseña cinematográfica del año se trata de la ópera prima del realizador mexicano Ernesto Contreras, así como del primer protagónico de la actriz Cecilia Suárez, quién se dio a conocer en aquel filme en mi opinión dominguero, Todo el poder, protagonizado por Demián Bichir y dirigida por Fernando Sariñana; ella interpretó en aquel filme a la entrañable "Flaca", quién fuera pareja de Gabriel (Bichir), así como cómplice de aventuras.
En fin, la razón por la que quisiera hablarles de esta película, no es precisamente porque se trate de una gran producción o que haya sido un trancazo en taquilla en su momento, o por haber ganado gran cantidad de premios, aunque por hay si obtuvo algún que otro reconocimiento importante. Incluso se podría decir que es un film bastante sencillo, hasta tal vez a algunos que ya la hayan visto, se les pudo haber hecho aburrida, plana o de plano tediosa.
Les comento esto porque en mi opinión creo que el gran logro y principal virtud de ésta Párpados Azules (2007) reside en su sencillez. Con sólo dos personajes, que son Marina Farfán (Cecilia) y Víctor Mina (Enrique Arreola) y únicamente tres personajes de apoyo, que son la hermana de Marina, Lucía (Tiaré Scanda), Lulita (Ana Ofelia Murguía) la dueña de la empresa donde trabaja nuestra protagonista, y Lola (Laura de Ita) la agente de viajes, es todo, de ahí en más aquella inusual pareja esta sola, todo el largometraje se desarrolla en torno a ellos y de que manera.
De hecho los acontecimientos de los cuales somos testigos en aquella historia, son de lo más comunes que nos pudiéramos imaginar; todo comienza con un viaje a Playa Salamandra todo incluido que gana Marina en su trabajo (ella es vendedora en una fabrica de ropa). Para la gran mayoría de las personas eso sería motivo para alegrarse y comenzar a planear el viaje, obviamente con un respectivo acompañante, ya que aquel premio incluye el beneficio de poder llevar a un invitado, - pero, ¿qué cuando el acreedor a aquel viaje resulta ser  una persona cuyo carácter la ha orillado a una vida profundamente solitaria? - a partir de este cuestionamiento podemos caer en la cuenta de que no precisamente es alegría aquello que siente Marina.
Uno de los factores que pudiera tener un gran peso para esta situación sociológica es que la trama acontece en una de las ciudades más grandes del mundo, que viene siendo la capital del país; por ende una de las más pobladas. Y como si se tratara de una paradoja, se nos presentan dos individuos ajenos el uno al otro inicialmente, cuyas situaciones comparten algunas similitudes, sumergidos en aquel mar de gente. Víctor por un lado que recientemente se había divorciado, vive solo en una pequeña casa que renta, aunque se encuentra buscado hacerse de una propia, invirtiendo un dinero que había heredado y no parece tener vida social, ni algún tipo de afición o pasatiempo; Marina también vive sola, solo tiene a su hermana como familiar cercano aparentemente, su trabajo es su única distracción, tampoco tiene vida social o hobbie.
Sus caminos se cruzan cuando una noche cualquiera, coinciden en una panadería, Víctor casi de manera inmediata reconoce a Marina, que casualmente había sido compañera de él en la secundaria y a partir de ahí desarrollarán una relación bastante peculiar.
Creo que de la trama en sí no necesitan saber más; en cuanto mis impresiones, me parece una película realmente buena, si bien es cierto que tiene varios detalles, sobretodo en las interpretaciones (aunque salen bien librados) más por la dirección que por capacidades histriónicas, es un gran logro el exponer la complejidad de varios aspectos de la soledad y sus efectos en un individuo, con esa sencillez. Mediante una narrativa semi-lenta nos va adentrando en la vida de estos dos personajes, que realmente están solos, de alguna manera, por diversas circunstancias no fueron capaces de desarrollar lazos afectivos con otras personas en una ciudad tan grande como lo es la Ciudad de México, y por lo tanto no hay nadie a su alrededor, ella no tiene una buena relación con su hermana, él vio terminada la única relación que mantenía, que era su matrimonio. De repente se ven en la situación de que al despertar el tiempo les ha pasado y se encuentran con el hecho de que prácticamente viven al día, no hay planes o metas, no las han tenido. Incluso no saben por donde o como empezar, llevando una existencia un tanto hedonista, como si se hubieran andado por ahí sin nunca sentir la necesidad de meditar un poco sobre su vida y un rumbo que llevar o darle un sentido, para ellos todo se presentó de manera casi inconsciente, esto sólo tomando en cuenta el aspecto de la autorrealización. Por el lado social y emocional, se nota como les cuesta trabajo algo tan sencillo y natural en el ser humano como entablar una conversación, de hecho hay varios diálogos entre este par que en verdad causan pena ajena. Debido a que no acostumbran a mostrarse a los demás, no tienen esa fluidez, incluso para externar emociones o demostrar afecto, no se han permitido el sentir algo por otra persona y no saben como salir de esa barrera que ellos mismo han creado, aunque veremos que la necesidad podrá más - ¿o no?-.




1 comentario: